Tour de un día por tu casa para catar la luz

(Dirigido a #foodlovers, #winelovers y #spiritlovers)

Una gran opción en esta temporada de puertas adentro es catar la luz. En la antigüedad “catar” significaba “mirar” y luego este verbo derivó en “probar”. La invitación es para disfrutar la luz de estos días, verla, degustarla, en un paseo sensorial por los espacios privados e íntimos de nuestra casa.

A continuación te cuento algunos beneficios de esta actividad:

Te concentra en el aquí y el ahora.

Te brinda distintos modos de sentir el día.

Te ayuda a desarrollar la capacidad de visualización y abstracción.

Te facilita el registro óptico de momentos singulares que podrás revivir cuantas veces quieras.

Si estás leyendo este artículo y eres un #foodlover, #winelover o #spiritlover, seguramente ya sabes cómo crear las atmósferas adecuadas para subir la oxitocina y disfrutar de momentos especiales en la compañía de buenos bocados, de un buen vino o de algún destilado.

Si además  manejas algo de técnica fotográfica puedes reproducir  esos momentos  para disfrutarlos a tu antojo.

A continuación te doy tres tips para que desarrolles tu capacidad de percibir la luz desde la seguridad de tu hogar:

AM

En la mañana, cuando te levantes, percibe qué tipo de clima hay en el exterior. De ello dependerá la luz y con ésta variarán sus ventajas trátese de un día  nublado o soleado:

Mañana lluviosa: te brinda la posibilidad de hacer fotografías de comida sin sombras marcadas. Simplemente colócate al lado de la ventana con  tu desayuno y toma la foto desde varios ángulos para que puedas escoger el mejor. El cielo nublado funciona como una gran caja que al difuminar la luz te economiza el trabajo de tener que compensar con rebotes de luz o retoques especiales.

Foto con luz de ventana, cielo nublado

Mañana soleada: en este caso aprovecha la magia que ofrece el contraste de luces y sombras que entra por las ventanas, este claroscuro es perfecto para hacer fotos evocativas y románticas.

DURANTE EL DÍA

Observa los cambios lumínicos que ocurren a lo largo del día en tu casa. A manera de práctica de fotografía de wine o spirits usa un vaso o copa con líquido para ensayar con el  comportamiento de la Luz  en las diferentes horas del día, luego ubica en tu espacio los puntos más interesantes según su iluminación. Estoy segura de que al cabo de varias horas de observación te habrás familiarizado con los cambios de la Luz y te habrás convertido en un #catadordelaluz

En el siguiente ejemplo te muestro cómo puedes jugar con la luz durante el día:

LA HORA MÁGICA

Al final de la tarde, cuando las luces amarillas de tungsteno de las casas o calles se comienzan a encender, pero aún resta algo de la Luz del día, es lo que llamamos la hora mágica. Este es el mejor momento para hacer #fotografianocturna debido al interesante juego de luces. Si te fijas bien, encontrarás que es muy utilizada en películas para dar atmósferas románticas y lúdicas.  Te recomiendo que te sirvas un cóctel o una copa de vino, prendas una o varias velitas, observes la luz tenue y fotografíes desde varios ángulos. Justo en este momento que dura poco -aproximadamente 30 minutos-, mientas haces las fotos, observa los cambios y el contraste entre las velas y la luz natural que está a punto de disiparse. Después relájate para cerrar con broche de oro este día especial de #apreciacióndelaluz.

Hora mágica

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.