Viñedos

En las tardes de lluvia suelo atender pocos clientes. Algunos entran a escampar y son como pasajeros silenciosos: ordenan por señas, juegan con el celular y se esfuman. Otros conversan…

Continuar leyendoViñedos