Vinos chilenos en cata: Descorchar a Forever Blend y Wag!

“¿Hay algo, pregunto yo,

más noble que una botella

de vino bien conversado

entre dos almas gemelas?”, pregunta en versos el poeta chileno Nicanor Parra. Con estas palabras se le da la bienvenida a los vinos chilenos Wag! y Forever Blend de Bodegas y Viñedos de Aguirre, que han recién llegado a Venezuela de la mano de Askar Vinos.

La empresa chilena es 100% familiar. Don Pedro Etcheberry, agricultor francés, comenzó la tradición familiar. Pedro Félix De Aguirre y Ana María Etcheberry siguieron el legado al fundar Bodegas y Viñedos De Aguirre. Son siete los integrantes de la generación de la familia de Aguirre Etcheberry. “Nos enfocamos con pasión y dedicación para elaborar vinos de calidad  y a precios competitivos para comercializarlos en el mundo”, escriben en su website.

Bodegas y Viñedos De Aguirre se ubican en Villa Alegre. “Nuestros viñedos están en el corazón del Valle del Maule, a 285 kilómetros hacia el sur de Santiago. Contamos con 520 hectáreas plantadas con un moderno sistema tecnificado de riego por goteo”. Los suelos son derivados de cenizas volcánicas y se componen de arena y tierra franco-arenosa. Los viñedos son llanos y reciben una excelente exposición a la luz solar. Los rendimientos se controlan cuidadosamente produciendo vinos concentrados y elegantes.

Clima de tipo mediterráneo. Veranos secos con marcadas variaciones de temperatura entre el día y la noche, lo que permite que las uvas obtengan el desarrollo de taninos maduros, excelentes aromas y una óptima concentración de color. “Contamos con moderna tecnología para la vinificación, estabilización, embotellamiento y etiquetado propio de nuestros vinos”, destacan.

Foto: Natalia Brand @gastrobrand

Vinos Forever Blend en cata vertical

Recientemente los Forever Blend se presentaron en el aula de Licores Mundiales. El sommelier José Gregorio Pereira dirigió la cata vertical de estos tres tintos chilenos que ya están en el mercado venezolano. Los tres están elaborados con cabernet sauvignon y merlot.

El Joven Forever Blend, añada 2018, es de color rojo rubí profundo. En nariz recuerda a frutas rojas maduras y tonos especiados. En el paladar es fresco y con suaves taninos.

El Reserva Forever Blend, añada 2016,  fue madurado en barricas de roble durante seis meses. A la vista destaca su color rojo intenso con aromas a frutas del bosque. Taninos suaves, es bastante equilibrado.

Y el Gran Reserva Apasionado, añada 2015, con un paso por barricas de roble francés y americano durante más de doce meses, es un tinto que ya en nariz expresa complejidad que se refrenda en boca; vino con estructura. Destacaría el hilo conductor que se advierte al catar este trío: coherencia en el estilo. Vinos afrutados, redondos, con equilibrio.

Foto: Natalia Brand @gastrobrand

WAG! Un vino para moverse

Y de la línea de vinos WAG! han llegado los varietales Sauvignon Blanc, Merlot y Cabernet Sauvignon, vinos jóvenes, añada 2018: expresan la cepa, fáciles de beber y para descorchar en la mesa cotidiana. Al blanco lo propongo con quesos blancos venezolanos, al merlot con una pasta a la huerta, y al cabernet con empanadas chilenas o una buena milanesa.

Y como bien dijo Eurípides, siguiendo en la línea de vinos y literatura que tanto disfruto: “donde no hay vino no hay amor”.

Deja un comentario