Vinos salteños en Venezuela

Descorchar a Argentina de norte a sur permite advertir su rica diversidad. Si bien esta nación se suele asociar vitivinícolamente con Mendoza, cuenta con dos territorios que son considerados como dos perlas a las que vale la pena acercarse: Salta al norte y Patagonia al sur.

Los viñedos del norte se caracterizan por estar situados entre 100 y 3100 metros sobre el nivel del mar. Sus paisajes son únicos y dan la sensación de estar en un desierto en las alturas.

Sus vinos “nacen” entre imponentes cordones montañosos a lo largo de Catamarca, Tucumán y Salta: allí están los Valles Calchaquíes. El corazón de la región es la ciudad de Cafayate. En torno a ella hay varias bodegas. Una de ellas es El Esteco cuya historia data de 1892.

A Venezuela han llegado de la mano de la importadora Vitis un blanco y un tinto de esta bodega: Michel Torino Torrontés 2016 y Michel Torino Malbec 2017. En una cata guiada por su directora,  Waleska Schumacher, se pudo apreciar como Salta es buen terruño para torrontés: tiene frescura, es aromático y expresivo pero no es torrontés que empalaga en boca, lo que es una virtud en este blanco. Se propone como aperitivo o copa de compañía para la cocina asiática.

La segunda cata fue el Michel Torino Malbec, tinto con un carácter frutal y equilibrio que lo hace agradable de beber: invita a una segunda copa. Sus taninos se sienten de amable manera. Las uvas norteñas, explica el enólogo de la bodega en el portal web de El Esteco, se caracterizan por tener una estructura equilibrada, ideales para crear vinos elocuentes y de cuerpo medio del que emanan especias y frutos negros: “Las condiciones climáticas de Salta, sumado a la altura se traduce en frutos con textura carnosa y acidez equilibrada y en un malbec con exquisitas notas de cerezas, violetas y especias”.

Foto: @gastrobrand

¿Qué significa la altura para el vino? Palabra de enólogo y viticultor

La elevación gradual de los viñedos crea una amplia gama de microclimas, ya que la temperatura generalmente desciende 0.8°C (1.44°F) aproximadamente cada 100 metros de ascenso.

Su enólogo, Alejandro Pepa detalla: “El cultivo de cada variedad en el microclima más propicio para ella hace que El Esteco cuente con uvas con el equilibrio óptimo de azúcar y acidez, buena expresión aromática y taninos suaves.  Buscamos combinar los ciclos de las uvas con las estaciones de crecimiento para desarrollar cada varietal de la mejor manera”.

Para entender mejor a Salta y lo que bien ocurre en El Esteco, se explica como la altitud influye en el desarrollo de las uvas en tres aspectos clave:

  1. Grado acumulativo de días de crecimiento: medición básica de la suma de calor desde la apertura de los brotes hasta la cosecha (diferencia entre la máxima y la mínima de más de 50°F). Se reduce con la altitud.
  2. Amplitud térmica: diferencias de temperatura en el día y la noche. Aumenta con la altitud.
  3. Exposición a los rayos UV: a mayor altitud, la atmósfera es más delgada y bloquea menos rayos UV de modo que la vid debe adaptarse para proteger el ADN de las semillas. Suele mejorar el color y aumentar la producción de taninos suaves más que de los duros.

Coordenadas: www.elesteco.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.