Dos copas de oporto

Son varios los encantos que me seducen de Portugal. Para empezar, uno de sus poetas, Fernando Pessoa, para quien “buena es la vida, pero mejor es el vino”.

Portugal también me lleva al poeta venezolano Eugenio Montejo, quien se confesó eterno enamorado de las tardes suaves y soleadas de Lisboa, la capital portuguesa.

Otra maravilla es la palabra saudade, ese «finísimo sentimiento del bien ausente», como la definió José Antonio Marina en el Diccionario de los sentimientos. La palabra me suena a Caetano Veloso y se me antoja larga como el río Duero. Saudade puede ser lo que uno quiere, y esto ya lo asomó Enrique Vila-Matas en El viaje vertical: «Me dedicaba (en Lisboa) a leer mucho y practicar la saudade, que era y es un sentimiento que me encanta pese a que no sé muy bien en qué consiste. Tal vez me guste precisamente por eso».

Y también uno de sus mayores encantos es el oporto. Es la primera Denominación de Origen en la historia del vino (1757). Nace en la región demarcada del Duero. Los viñedos son abruptos y grandiosos. Un vino de perseverancia (como los grandes amores). Es curioso, dicen los conocedores, que en un lugar hostil se elabore uno de los vinos más elegantes del mundo. Fue durante dos siglos disfrute de la aristocracia, hoy es copa de modernidad; siempre a mano de seductores y abrazado por las mujeres modernas.

Morgado en cata

Gracias a Productos del Sur han llegado al país los oportos Morgado. Es una de las marcas con el sello de calidad de Sogrape Vinhos. Ligia Marques, educadora de vinos e integrante de la Cofradía de Oporto, destaca que Morgado es marca registrada desde hace un siglo. Son oportos con historia.

Bajo el cuidado de su enólogo jefe, Luis Sottomayor, se elaboran Morgado Ruby y Morgado Tawny. Marques detalla su proceso de elaboración:

Producido bajo el método tradicional del vino de Oporto en el Valle del Douro, las uvas típicas recolectadas a mano: Tinta Roriz, Tinta Barroca, Touriga Franca, Touriga Nacional, Tinta Cao, se despalillan y estrujan antes de la fermentación, a temperatura controlada, y se maceran con el hollejo para extraer los mejor de la materia prima. La adición de alcohol vínico en el momento preciso ajusta el equilibrio entre azúcar, acidez y alcohol.

Luego de la vendimia, los vinos permanecen en las bodegas del Douro propiedad de Sogrape, hasta la primavera siguiente, cuando se llevan a las centenarias bodegas en Vila Nova de Gaia para su envejecimiento en barricas de madera de roble, proceso estrictamente controlado por el Instituto del vino de Oporto y su consejo regulador.

Morgado Porto Ruby en cata

Elaborado con las uvas Touriga Franca, Tinta Roriz, Tinta Barroca, Touriga Nacional, este vinho ha tenido una guarda en barrica de tres años en promedio.

Así lo presenta su enólogo Luis Sottomayor: “Color rojo rubí. Aroma de buena intensidad con notas de fruta madura, frutos silvestres y toques florales. En boca presenta buen volumen y estructura, taninos bien desarrollados y más notas de frutos rojos maduros que invitan un final de boca largo y equilibrado. Combina muy bien con quesos y postres variados, especialmente las tartaletas de fruta fresca. Servido solo es también una opción sorprendente para el aperitivo”.

Morgado Tawny en cata

Tinta Roriz, Tinta Barroca, Touriga Franca, Touriga Nacional son las uvas presentes en este oporto con una guarda en barrica de 7 años en promedio.

Así lo presentó Ligia Marques, días atrás, en una clase que impartió vía on line en el Diplomado en Cultura del Vino & Spirits de la Universidad Metropolitana: “Color dorado rojizo (leonado). Aroma elegante y de complejidad, con notas de frutos rojos maduros, especias como la pimienta negra y la canela, y frutos secos, por gentileza del envejecimiento en barricas de roble. En boca presenta una acidez bien integrada, suaves taninos y notas de frutos rojos y especias que revelan un final de boca equilibrado y persistente”.

Copa para acompañar postres como una crema catalana o tartaletas de manzana, almendra o crema pastelera. Es copa que combina muy bien con ciertos entrantes salados.

Tradicionalmente, el oporto acompaña quesos curados, pues el sabor dulce y fuerte del vino casa con el gusto salado de éstos. Para esta combinación es aconsejable elegir un oporto tinto y rico en sabor. “En la región del Duero es habitual servir un queso local (similar al Edam, pero más rico en sabor) acompañado de dulce de membrillo, en una combinación dulce-salado que combina a la perfección con el oporto”, propone Godfrey Spence en su libro Vino de Oporto.

Ambos oportos están presentes en mi nuevo Ebook 365 días. Uno para cada vino. Así les doy la bienvenida en Venezuela.

365 Días. Uno para cada vino
adquiérelo en Amazon

Coordenadas:
Instagram:@prodelsur1oficial
Facebook:prodelsur1
[email protected]
Telefonos: 0212-261.2876.  
Página web: prodelsur1.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.