Vinos amigos en cata

¿A qué nos referimos cuando hablamos de vinos amigos? “Mucha gente quiere comprar, disfrutar y entender el vino sin el requisito previo del conocimiento enciclopédico. Queremos vinos agradables, honestos, accesibles al bolsillo de cada quien. Si me gusta el vino que pruebo, quisiera beberlo con frecuencia. Ese, el del precio que me guste, es tan importante como que me guste el vino”, escribe Alberto Soria en el libro Vino para uno.

¿Es eso posible? Sí. Muchas bodegas en Chile, Argentina, Uruguay lo hacen. También en España, Italia, Portugal, Francia. La calidad en vinos se encuentra en distintos registros de precio. Una muestra de ello son los vinos recién llegados al país, de Finca Las Moras y Valle Andino. Los trae Imalbeca.

Tres vinos argentinos de San Juan

Si bien es un desarrollo nuevo dentro de la vitivinicultura argentina, Finca Las Moras tiene 26 años de historia: En 1992 empezaron su trabajo en viñedos de San Juan, y salen comercialmente en 2001.  “Ha crecido año tras año: en 2016, 2017 y 2018  se ha posicionado como la bodega N° 1 en ventas en Argentina y entre las primeras marcas de exportación a más de 60 países”, destaca su enólogo Eduardo Casademont. Desde el año 2004 él está en Finca Las Moras: quiso hacer vinos en San Juan, atraído por el desafío de ser parte del descubrimiento de otra zona de la vitivinicultura Argentina.

“Una fortaleza de Finca Las Moras es su terruño. Tiene tres valles con diferentes condiciones climáticas de altitud, temperatura, amplitud térmica y diferentes tipos de suelos que le permiten elaborar desde vinos muy frescos hasta vinos muy complejos y estructurados”, explica el enólogo.

Otro pilar muy importante, detalla, es que debido a su clima seco y con muchos días de sol se logra una madurez plena de la uva y con muy buena sanidad. “La producción de nuestros viñedos es prácticamente orgánica”.

Así Casademont describe los tres vinos recién llegados a Venezuela: “Frescos, afrutados, con buena acidez, taninos suaves y dulces y fundamentalmente con descriptores claros de la variedad de uva con la que se elaboran”.

Foto: @degustandoplaceres

Alma Mora Sparkling Extra Brut

En palabras de su enólogo: “Vino elaborado con viognier y un pequeño porcentaje de syrah cosechado muy pintón (sin llegar a madurez plena). Espumoso frutal de vigorosa burbuja, fresco y ligero. Aromas florales. En boca expresa frescura”.

Foto: @degustandoplaceres

Linda Mora Chardonnay/Chenin 2018

Elaborado con 50% chardonnay y 50% chenin blanc. Dice Eduardo Casademont: “Las uvas provienen del valle de Tulum se cosechan en su madurez óptima, tiene un color amarillo verdoso, aromas más a frutas que mineral, equilibrada acidez y simpleza agradable en boca ;fresco, frutal y armonioso”.

Foto: @degustandoplaceres

Linda Mora Merlot/ Malbec 2018

Hecho con 50% merlot y 50% malbec. “Las uvas provienen del valle de Tulum. Al igual que los blancos se cosecha con madurez óptima, posee colores rojos vivos, aromas a frutos rojos, es de cuerpo medio con taninos muy suaves. Es un vino fácil de tomar”.

Casademont argumenta lo que buscó en ambos vinos de corte: “La idea fue realizar justamente mezclas en la que cada una de las partes le aporte algo complementario al blend final. Buscamos que la suma de las bondades de cada vino individual sea más que cada vino por separado. Chardonnay y malbec son dos de las variedades más cultivadas en Argentina y en los tres valles de San Juan; chenin y merlot son dos uvas que se dan muy bien en San Juan”.

De Argentina a Chile

Fundada en 1993 y ubicada en el Valle del Maule, Chile, Valle Andino tiene 25 años. “Nuestro estilo es potenciar la fruta. Tenemos viñedos propios en diferentes valles (Maule, Colchagua y Casablanca) con suelos y climas muy distintos”, afirma Claudia González, Export Manager para Latinoamérica.

“Busco entender el viñedo, de ahí sale nuestra materia prima, luego queremos potenciar esa uva en la bodega, hay que entender el viñedo para saber qué hacer en la bodega”, dice su enólogo Marcelo García.

“¿El resultado?.. Vinos muy frutales, frescos y fáciles de beber. Trabajamos el mayor potencial de cada uva, modificando temperaturas de fermentación, maceraciones  y su guarda en barricas”.

Trío en cata

Así los presenta su enólogo:

Foto: @degustandoplaceres

Valle Andino Sauvignon Blanc 2018

“De atractivo color amarillo pálido. En nariz muestra aromas de cítricos y frutas tropicales. De agradable acidez y frescura. Sauvignon blanc es una variedad muy delicada, siempre evitando cualquier oxidación en cada proceso. Uva expresiva, en este blanco predominan las notas de maracuyá, piña y leves notas a ají verde; cada año es un desafío trabajarlo en la bodega”. Las uvas vienen de los valles de Casablanca y Maule.

Foto: @degustandoplaceres

Valle Andino Merlot 2017

Las uvas vienen del valle de Maule y el 25% del vino tiene un paso por barrica de tres meses. “De color rubí, brillante. Al llevarlo a nariz regala aromas de frutos rojos (fresa, frambuesa). Ligero, equilibrada acidez, agradable de beber. Merlot es una variedad donde destacan las notas a frutas rojas frescas, teniendo una boca suave y redonda. Esta variedad es muy sensible a la deshidratación lo que implica estar mucho en el viñedo”.

 

Valle Andino Cabernet Sauvignon 2017

Las uvas se cultivan en el valle de Colchagua. Al igual que el merlot, el 25% del vino tiene una guarda de tres meses por barrica. “De intensos aromas afrutados a fresa y ciruela; vino joven, expresivo, de muy agradable final. Cabernet sauvignon es una variedad que se adapta a numerosos valles de Chile. Es importante estar muy conectado en la vendimia para evitar tintos tánicos o sobre extraídos. Nuestro cabernet es un vino frutal destacándose notas a frutas rojas y taninos redondos pero presentes, lográndose un buen equilibrio con su acidez”.

 

 

Deja un comentario